¿Cómo descubro mi vocación profesional?

El momento de elegir una carrera profesional, es quizá es uno de los sucesos con más presión, puesto que te han inculcado que lo harás por el resto de tu vida sin pensar que eso se puede ir cambiando a través del tiempo con la evolución de la persona.

La vocación profesional es una satisfacción interior por hacer un trabajo que guste, estimule y rete a la persona. Cómo descubrirla es una interrogante que suele aparecer varias veces a lo largo de tu vida profesional. Puedes empezar a preguntarte cuál es tu vocación cuando estás cansado de hacer lo mismo, cuando tus seres queridos te preguntan a qué te dedicas, cuando llevas un tiempo en un trabajo que no te apasiona o cuando no sabes por qué estudias lo que estudias.

El trabajo es una parte fundamental en tu vida, ya que pasas la mayoría del tiempo haciéndolo. Por tanto, ¿qué quiero hacer en este momento?. Pregunta y analiza tu respuesta para así poder elegir algo que te guste y se te haga más llevadero el camino. En este artículo, hablaremos de algunos métodos para descubrir tu vocación profesional y lo que conlleva.

Métodos para descubrir tu vocación

Si has llegado hasta aquí porque aún no conoces cual es tu vocación, te enseñamos algunos métodos para ayudarte a identificarla. Recuerda que es importante disfrutar del camino y de la experiencia de encontrar tu orientación profesional.

  • Examen de orientación vocacional

Los test vocacionales son cuestionarios para conocer tus gustos, actividades y tus disfrutes. Hay una variedad de test vocacionales que puedes completar para tener una idea de tu carrera. Las escuelas lo ofrecen antes de que los estudiantes vayan a la universidad, sin embargo, también puedes acudir a un psicopedagogo para que te los facilite. Esta persona puede hablar contigo sobre los resultados y darte una reflexión posterior, que muchas veces es más importante que el resultado en sí.

  • Habla con profesionales sobre su empleo

Elige tres profesiones que te llamen la atención y busca profesionales de las mismas para que áte hablen sobre su día a día, lo que hacen, qué competencias utilizan, cuales son las situaciones más complicadas a las que se enfrentan, etc. Cuestiona todo lo necesario desde pros hasta contras para que te aclares la mente y analices si te va a gustar ejercerla o no.

  • Investiga sobre nuevas profesiones

Las carreras cambian y evolucionan año tras año. Por lo tanto, procura ir más allá de las profesiones clásicas que ya conoces o de las que estudian tus cercanos. Investiga nuevas carreras y salidas profesionales para conocer si puedes encontrar algo diferente que realmente te apasione.

  • Haz un análisis DAFO personal

Para encontrar tu orientación profesional, es fundamental conocerse a fondo. Haz una lista de las cosas que te encantan hacer y que te hacen perder la noción del tiempo. Haz otra donde enlistes todo lo que no te gusta hacer para que veas las dos partes. Analiza cómo te visualizas en el futuro, que te gustaría hacer, qué habilidades quieres utilizar, a quién admiras y por qué, qué temas te divierten más, etc. Con este análisis puedes facilitar tu búsqueda de la vocación y hacer una buena elección de carrera.

¿Qué pasa si quiero cambiar de vocación profesional?

Nada. No pasa absolutamente nada. ¿Cuántas veces al día cambias de opinión? ¿A la semana? ¿Al año? ¡Incontables! Pues lo mismo, aunque no nos demos cuenta, las personas vamos evolucionando y al mismo tiempo, los gustos cambian con nosotros así que no pasa nada si a medio camino de tu vida profesional, te decides cambiar de profesión. Lo único importante es estar ejerciendo una actividad profesional que te guste y disfrutes.

En la sociedad en la que vivimos, cambiar de rumbo se interpreta como fracaso o inestabilidad. Sin embargo, es mejor cambiar de opinión y sentirse satisfecho que quedarse haciendo algo que detestas por el hecho de no aceptar y reconocer que has evolucionado o te has equivocado. Puedes llegar a tu vocación profesional de primera o puede ser un trayecto más largo. Lo que es fundamental para tu salud mental es que lo disfrutes y evites el miedo o el estrés para que realmente sea una etapa de aprendizaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *