¿Cómo preparar una entrevista de trabajo en inglés?

¿Cómo preparar una entrevista de trabajo en inglés?

El inglés o cualquier otro idioma puede convertirse en un requisito para ser seleccionado en un puesto de trabajo. En muchas ocasiones, incluso, se convierte en una herramienta de filtro. El primer consejo es ¡aprende inglés! El segundo, ¡no mientas si no sabes el idioma y, si es necesario, pasa a otra oferta! Si lo piden, es porque lo vas a necesitar para desempeñar tu trabajo. Créeme, el “ya veré más adelante” no sirve para nada.

Entrevista de trabajo en inglés: algunos consejos

Aún teniendo conocimientos adecuados del idioma, una entrevista de trabajo puede ser estresante, por lo que realizarla total o parcialmente en un idioma que no es el nuestro puede ser aún peor. Ante todo, calma, como ya te indicamos en el artículo sobre Cómo preparar una entrevista. Y a continuación, te brindamos unas pautas para tu conversación en inglés.

1. El verbo clave aquí es “preparar”

La preparación ha de ser la misma que si lo hicieras en tu idioma natal. Eso quiere decir: informarte sobre la empresa, su misión, sus valores, su ubicación (para no llegar tarde), preparar tus documentos y las preguntas que quieras hacer al final de la entrevista. Por supuesto, es imprescindible elegir bien la ropa que te quieres poner durante la entrevista y asegurarte de que también está preparada.

2. Prepara las posibles preguntas

Como no sabrás qué tipo de entrevistador tendrás enfrente, tampoco puedes saber qué tipo de preguntas puede llegar a hacerte. Sin embargo, hay algunas, las primeras, que suelen estar presentes en todas las entrevistas. Pero también puede pasar que una parte de la entrevista se lleve a cabo en tu idioma natal y la otra en inglés, con lo que es mejor que realices una preparación global. Para ello, esta herramienta puede resultarte muy útil:

3. Prepara las respuestas por escrito

Anotar en un papel las respuestas te ayudará con el vocabulario, con la concisión y, sobre todo, a evitar darte vueltas sin terminar de responder. Si no tienes un alto dominio del idioma, un buen truco es el que utilizan los políticos: llevar un número determinado de respuestas relacionadas con ciertos temas, y utilizarlas si te sientes apretado.

4. Haz una lista con el vocabulario que creas que vas a utilizar

Fíjate sobre todo en cuáles son los verbos y palabras relacionados con el empleo, las que se utilizan más a menudo a la hora de hablar, pero también en las que corresponden a las habilidades que te describen como profesional. No te olvides de repasar el vocabulario específico de tu sector.

5. Evita algunas palabras y muletillas típicas

Uhmmm: A veces tendemos a abusar de esta palabrita universal, pero el que la escucha demasiado seguido se puede llevar la impresión de inseguridad de nuestra parte.

Uso de slang: Aunque creamos que si usamos palabras “de la calle” en otro idioma estamos demostrando que lo dominamos, debemos plantearnos si las usaríamos en una entrevista de trabajo, en castellano. ¿Será adecuado? Yo creo que no.

Hate: En una entrevista de trabajo ¿diríamos que “odiamos” algo ? Es preferible buscar una expresión más suave, menos categórica, para hacer ver que no estamos de acuerdo con alguna tarea o actitud en particular (I disagree with…, I’d rather not…, I wouldn’t be comfortable with…).

Whatever: Coloquialmente la usamos a menudo, pero en este contexto en particular puede demostrar incertidumbre, e incluso flojera mental, y eso no nos beneficia.

En definitiva, haz la traducción mental de la palabra que quieres usar y asegúrate de que sería la misma que aplicarías en una entrevista en español.

6. Practica, practica, practica

Y practica en los dos idiomas para tener la suficiente confianza y determinación. Un pequeño truco que he leído en Internet es que, si te enredas con los idiomas, es recomendable que practiques paseando dentro de tu casa. Vas repasando tus respuestas en voz alta, pero en una pieza usas solamente un idioma, y lo cambias cuando pases a otra pieza. Yo lo he probado y, además de entretenido, es muy divertido.

7. Conversa

Pero si no tienes ningún amigo que te pueda conversar en inglés, siempre puedes pagar una clase por Skype y practicar con un hablante nativo. Grábate y así podrás repasar las frases y las correcciones que te ha hecho el profesor para poder ir mejorando. Cuando lo escuches, pon también atención en la velocidad de tu expresión, así como en la claridad de lo que estás diciendo. Practica hablando despacio; el hábito te dará parte de la seguridad que necesitas.

8. Lenguaje corporal

Si ya nos cuesta controlar nuestros gestos y posturas cuando estamos nerviosos hablando en nuestro idioma, imagínate lo que puede pasar hablando en inglés. Tendremos que poner especial atención sobre este punto. Recuerda las técnicas básicas que te contamos en el artículo La comunicación no verbal durante la entrevista de trabajo.

9. ¡Mucho orgullo!

No todo el mundo es capaz de hacer lo que tú. Hoy en día la capacidad de ser multilingüe es una gran ventaja. El número de puestos de trabajo en los que se requieren al menos dos idiomas prácticamente se ha duplicado en los últimos cinco años.

Esperamos que este artículo sobre cómo preparar una entrevista de trabajo en inglés te haya sido útil. Te recomendamos que sigas leyendo otros de los artículos de CompuTrabajo.

Please follow and like us: