Consejos para tener una entrevista exitosa

entrevista consejos

Para acceder al empleo que deseas es necesario tener una entrevista exitosa. Para ayudaros a encontrar el puesto de trabajo soñado, CompuTrabajo te acompaña en el proceso y realiza una serie de sesiones para aconsejarte e informarte de cómo enfrentarse a la búsqueda.

Puedes revisar el contenido de la última sesión con Guillermo Ceballos, Managing director en Taléntika y headhunter, aquí:

La entrevista es una gran ocasión para convencer al reclutador de que eres la persona clave para ocupar la vacante. Es tu oportunidad para demostrar tus capacidades tanto al reclutador como al jefe del equipo al que aspiras a pertenecer.

¿Cuál es el principal objetivo de la entrevista? Tiene dos motivos principales. El primero es conocer más al candidato, los reclutadores se aseguran de que los profesionales tienen las características necesarias para el puesto.

El segundo, es permitir al candidato conocer la empresa, el puesto y cómo actúa la organización. Sirve para pensar si realmente encaja en nuestro plan de carrera, nos da buenas vibraciones y vemos que hay coherencia entre puesto y la oferta real.

Tu eres el talento que buscan

El 2020 enseñó a las empresas la necesidad de tener talento flexible y que se adaptara rápido al cambio. La forma de reclutar se ha modificado, muchas organizaciones realizan una primera entrevista en vídeo.

Las empresas buscan a profesionales que les guste formarse, que tengan interés en invertir tiempo y esfuerzo en la capacitación para poder seguir siendo competitivos en el mercado laboral. Ahora las empresas no solo quieren un buen profesional, quieren al mejor para su empresa y equipo, lo que significa que hay parámetros que tienen en cuenta más allá de la experiencia y el currículum.

Entrevista exitosa

Las reglas han cambiado, en menos de dos años las dinámicas han evolucionado. Cada organización (pyme, start-up o multinacional) tiene formas distintas de evaluar al candidato.

Del mismo modo, como profesionales debemos investigar cómo es la empresa, así, al momento de ir a una entrevista podemos adecuarnos a la cultura organizacional de la compañía a la que hemos aplicado.

¿Cómo vas a diferenciarte del resto?

Por cada vacante hay 100 o 250 personas que quieren trabajar allí. En ocasiones, hay mucha competencia y es necesario diferenciarte del resto.

  • Antes de la entrevista

Conoce qué hace la empresa, quiénes son sus clientes, cómo es su cultura y qué noticias buenas o malas salen en Google.

Al revisar toda esta información sabrás con más conocimiento si este puesto es adecuado para tu plan de carrera. Sin embargo, Guillermo nos recomienda no dejar pasar la oportunidad de ir a la entrevista y ejercitar el músculo de charlar con reclutadores y aprender.

Es necesario saber lo qué quieres, pero también lo que no quieres. Por ejemplo, si la cultura de la organización no casa con nuestros valores debemos saberlo e identificarlo.

La cultura nos ayudará también a escoger el vestuario para asistir a la entrevista y no desentonar con la esencia de la compañía.

Revisa sus redes sociales y conoce de primera mano qué dice esa organización. También si es posible conoce un poco mejor la persona que te entrevistará. Entra en el perfil del reclutador y jefe del equipo para saber un poco más de ellos y ver qué les interesa y qué comparten.

La estrategia cambia según la persona que te entrevistará, así que pregúntale al reclutador cuando te contacte con quién será la próxima entrevista:

  • Headhunter: maneja tu entrevista lo más general posible
  • Equipo de reclutamiento: dale un enfoque general y céntrate en la experiencia
  • Líder del área: enfócate en los logros y la expertise
  • Director del área: enfócate en quién eres

Si la vacante es confidencial debes centrar la entrevista de forma general y dar una visión 360 de tu perfil profesional. Piensa que una entrevista es una conversación, así que también puedes preguntar para poder escoger mejor que parte de tu currículum destacar.

Antes de ir a la entrevista debes preparar 4 historias de trabajo, dos de fracaso y dos historias personales.

  • Durante la entrevista

Ha llegado el momento de ir a la entrevista. Es bueno, según Guillermo, empezar con una noticia que viste recientemente. De este modo el reclutador sabe que has investigado y que sabes qué hace la empresa.

Háblame de ti. Es una de las preguntas más habituales y debemos ser conscientes de la visión que queremos dar.

No debemos empezar desde muy atrás, es necesario haber preparado los work stories, es decir, vender los logros y los aprendizajes durante nuestra vida laboral.

En la misma sesión puede que te pregunten historias de fracasos y no es una pregunta trampa. Es necesario reconocer ante el reclutador cuando nos hemos equivocado y qué lección sacamos de eso. El reclutador quiere ver principalmente cómo te levantaste (en el vídeo puedes ver algunos ejemplos que maneja Guillermo para dar respuesta a estas preguntas).

Otra de las cuestiones que se hacen en la entrevista es sobre ti como persona, porque no todo es el trabajo. La empresa quiere conocer más de ti, cuáles son tus hobbies, qué prácticas haces y cómo eres fuera de la oficina.

“Estamos contratando personas, no solo oficinistas”

Una vez has respondido a las preguntas y explicado tu historia, es necesario voltear la entrevista y empezar a hacer preguntas. Indagar sobre lo que te preocupa, cómo es la empresa, el puesto… le dará al reclutador una idea sobre tu interés y te dará información para tomar una decisión de si aceptar o no el puesto.

¿Menciono o no que tengo un negocio propio? Muchos líderes ya son milennials, son más favorables de la diversificación del perfil, así que puede que lo consideren un punto positivo. Revisa quién tienes enfrente y en consecuencia decide si revelar este punto o no.

Cierra la entrevista mencionando que vean tus recomendaciones en tus redes profesionales.

  • Post entrevista

Es necesario hacer seguimiento, la recomendación es cada semana y media. Un reclutador suele tener de media tres vacantes, así que es posible que tenga mucho trabajo, pero es necesario revisar y contactar cada cierto tiempo para no caer en el olvido.

Agrega a la gente en tus redes sociales profesionales para interactuar con ellos, generar conversación y dar likes.

Puedes hacer acciones adicionales para ampliar tu candidatura y diferenciarte. No siempre será necesario, pero hay ocasiones y puestos que lo merecen.

Por ejemplo, puedes mandar un artículo sobre alguno de los temas que trataron, o una carta del porqué eres la persona ideal e incluso mencionar a tu próximo jefe en una publicación sobre un tema relacionado con el trabajo.

No siempre es necesario, depende de ti, como candidato, saber si es oportuno o no hacerlo.

¿Tienes alguna pregunta? Déjala en los comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *