Las entrevistas de trabajo no son como tú te imaginas

entrevista-competencias

Las entrevistas de trabajo han evolucionado. Una de estas nuevas formas de conocer al candidato se conoce como entrevista por competencias y lo que pretende es saber cómo vas a reaccionar ante algunas situaciones que se presenten en tu día a día.

Puede que durante la entrevista debas realizar alguna prueba, como, por ejemplo, responder llamadas o redactar un texto, pero también quieren saber cómo es tu comportamiento y lo que has aprendido.

¿Qué competencias existen?

Una competencia es el conjunto de capacidades que se consiguen al combinar conocimientos, habilidades, actitudes y motivaciones.

Existen cinco competencias básicas:

  1. Individuales: Se refieren a los conocimientos, las reacciones, experiencias y flexibilidad que has desarrollado y forman parte de tu manera de ser.
  2. Motivacionales: Son preguntas que dan una pista al reclutador sobre qué te motiva, cuál es tu energía, si eres proactivo…
  3. Analíticas: Hacen referencia a la capacidad de análisis, superación o enfoque. Suelen estar orientadas a verificar las habilidades del candidato.
  4. Liderazgo: Aunque no siempre son necesarias, este tipo de preguntas muestran al reclutador si eres una persona que ha dirigido equipos y qué trato tienes con ellos.
  5. Interpersonales: ¿Eres bueno trabajando en equipo? ¿Tienes las habilidades sociales necesarias para encajar en el departamento?

¿Cómo respondo a este tipo de preguntas?

En una entrevista por competencias, el reclutador suele hacer preguntas sobre tu experiencia y tu trayectoria profesional, por ese motivo el mejor consejo que te podemos dar es que seas sincero.

En las entrevistas de trabajo debes ser conciso y transparente. Si por ejemplo te preguntan cuál es tu mayor fracaso debes responder, tras reflexionar, y explicar qué aprendiste de eso. A veces se aprende más de un error que de un éxito.

Lo mismo ocurre con tu mayor logro. Si has alcanzado objetivos también forma parte de tu carta de presentación y debes asegurarte de que los reclutadores lo sepan.

Para poder responder a esta entrevista es importante haber hecho anteriormente un trabajo de análisis y crítica de uno mismo. Nunca es fácil analizar las decisiones que has tomado, pero sin ese análisis, lo aprendido se pierde entre la cantidad de problemas que resuelves a diario.

Algunos ejemplos de preguntas para reflexionar en casa

Puedes ir a la entrevista habiendo hecho un balance de tu vida laboral. Para ello te proponemos a continuación algunas preguntas que te ayudarán a practicar:

  • ¿Cuándo fue la última vez que el trabajo realizado te dio la mayor sensación de éxito?
  • ¿Puedes contarme alguna innovación que llevaste a cabo en tu anterior puesto de trabajo?
  • ¿Cuál ha sido tu mayor logro profesional?
  • Explica si alguna vez has identificado una nueva solución para un problema recurrente en tus tareas.
  • ¿Has gestionado alguna vez un equipo? ¿Cómo fue la experiencia?
  • Cuéntame cuál ha sido el mayor fracaso a nivel laboral y qué aprendiste de él.

Esta pregunta siempre suele aparecer y suele ser difícil de responder, así que no te olvides, ¿por qué quieres cambiar de trabajo?

¿Para qué sirven las entrevistas por competencias?

La teoría dice que, si has realizado con éxito actividades en el pasado, has desarrollado competencias que te permitirán reproducirlo y aplicarlas con mayor facilidad en un nuevo puesto.

No en todas las entrevistas las preguntas serán las mismas, dependerá de qué tipo de talento esté buscando la compañía. Si es para márketing, necesitarán a alguien con creatividad, para ventas, con capacidad de persuasión y para contabilidad, expertos en analítica.

Por lo tanto, dependiendo del perfil, deberás ser capaz de exponer tus habilidades, sin que detrás haya una pregunta directa.

Para salir de este tipo de entrevistas con éxito, lo mejor es practicar y reflexionar sobre lo aprendido hasta el momento. Analiza tus puntos débiles y céntrate en ellos para elaborar respuestas coherentes.

¿Qué competencias suelen buscar?

Eso varía según el puesto de trabajo, las necesidades del equipo y de la propia empresa. Sin embargo, las competencias siempre suelen centrarse en estos puntos:

  • Manejo del estrés
  • Cómo afrontar un conflicto
  • Trabajo en equipo
  • Liderazgo
  • Solucionar problemas
  • Ética laboral
  • Saber manejar el éxito y el fracaso

En la mayoría de los trabajos debes afrontar en mayor o menor medida los puntos anteriores. El reclutador conoce al equipo y por tanto sabe qué necesita éste, para complementarse y desarrollar al máximo sus capacidades.

No es lo mismo un equipo competitivo de ventas que un equipo asertivo para ONG’s. Cada vacante tiene unas características específicas para que la integración del nuevo miembro sea efectiva y complemente las habilidades y debilidades del equipo actual.

Ahora toca empezar a aplicar

Recuerda que si aun no estás dado de alta en CompuTrabajo, puedes hacerlo de forma gratuita y acceder a las ofertas de miles de empresas.

Una vez dicho esto, aplica a las ofertas que encajen con tu perfil y mucha suerte en tus entrevistas.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *