4 habilidades para RR.HH.: eficiencia y talento

habilidades_rrhh

Si hay una palabra que destaque este año es: habilidades. Los profesionales, además de seguir formándose, deben desarrollar y ejercitar nuevas habilidades que les permitan ser más eficientes en el trabajo.

La digitalización está transformado el trabajo de cualquier profesional y los gestores de talento han tenido que adaptarse más rápido que la mayoría al ser los defensores e impulsores del cambio durante la pandemia.

En esta ocasión nos centraremos en las capacidades que atañen principalmente al área de Recursos Humanos y los profesionales que la integran.

La necesidad de cambio

Según un estudio de Capgemini y Faethm, los gestores de talento dedican un 86% de su tiempo a las tareas administrativas.

Algo que parece que desaparecerá con la introducción de la tecnología y la digitalización de los procesos.

La carga laboral de los gestores de talento es cada vez más alta, a su trabajo por la atracción de talento se añade las estrategias de Employer Branding, la comunicación con el candidato, la retención de talento, las encuestas de clima, la gestión de las nóminas, el conocimiento de los datos del equipo, la creación de programas especializados, los programas de formación…

En este sentido, el 60% de los managers de RR.HH. dicen sentir la presión del CEO para disponer de empleados con las skills adecuadas para el futuro.

Esta cifra también se ve reforzada con la demanda de los propios colaboradores de optar por formaciones para poder afrontar las necesidades del futuro. Todos, independientemente del cargo, vemos con incertidumbre qué puede suceder con los puestos actuales con la evolución de la tecnología y la inteligencia artificial.

Una reciente encuesta realizada en la página de LinkedIn de Computrabajo arrojó un dato sorprendente. El 36% de los encuestados (más de 18.000 votos) mostraron que la principal causa de abandono de una empresa es tener pocas oportunidades de crecimiento.

Así pues, tanto directores como colaboradores piden una mejora en los planes de formación de habilidades para poder seguir siendo competitivos en el futuro más inmediato.

Del mismo modo, los gestores deben subirse a esta ola y además de preparar la formación del resto deben centrarse en sus propias habilidades para dar solución a los problemas de la empresa.

Habilidades del futuro

Según el estudio de Capgemini y Faethm sobre el impacto de la automatización en RR. HH., hay tres áreas principales en las que se engloban las habilidades útiles para el futuro.

Dentro de cada área destacan tres habilidades sin las cuales, dicen los autores del estudio, el área de talento perdería su visión estratégica dentro de la organización.

  • Data Driven

En esta área destacan la capacidad de pensamiento analítico, planificación del trabajo y el análisis de los datos.

Cada vez más empresas y áreas trabajarán en la recopilación de datos para poder predecir sus necesidades.

No solo basta con tener los datos, es necesario que los profesionales sepan analizarlos y sacar conclusiones adecuadas, para anticipar necesidades y picos de trabajo.

La planificación se ha vuelto esencial. No todo debe hacerse corriendo, es necesario contar con el tiempo suficiente para poder analizar e implementar las estrategias. Tener en cuenta todos los recursos necesarios para conseguir el objetivo.

Si como reclutador nunca has pensado en ello, ahora es el momento de centrar tu formación en algunas de estas tres habilidades, y no solo de cara al futuro, hoy en día son muy útiles en departamentos de RR.HH.

  • Experiencia en liderazgo

No solo para gestionar equipos, el autoliderazgo es esencial para que una persona desarrolle su máximo potencial y pueda trabajar de forma colaborativa con el resto.

En este sentido encontramos el diseño centrado en las personas. La digitalización puede ser muy brutal si no pensamos en la experiencia de la persona que lo va a usar.

Una encuesta reciente afirmó que aquellos profesionales que sepan gestionar y adaptar la tecnología a los usuarios, serán aquellos cuyo trabajo está garantizado.

En este apartado encontramos también la implementación de los lenguajes de programación y la itinerancia de datos.

Se abre un mundo de posibilidades en relación con esta minería de datos. La protección y el correcto flujo serán una de las tareas clave para este futuro inmediato.

Si lo centramos el reclutamiento, por ejemplo, será necesario tener en cuenta la experiencia del candidato al pasar por todas las fases digitalizadas del proceso.

Gracias al uso de un software de selección como SherlockHR, hoy ya es posible digitalizar etapas y recopilar los datos, garantizando la seguridad de éstos y dando una buena experiencia al candidato que se sentirá acompañado en todo el proceso y cuyo trato será personalizado.

  • Focalización en negocio

En esta área nos centramos en la empresa y su capacidad de promocionar y atraer gran talento. Un profesional de Recursos Humanos deberá tener la habilidad de storytelling para contar quién es la marca, cómo ha sido su evolución y cuáles son sus valores.

Ya no basta con una descripción simple de lo que produce u ofrece. Es necesario conocer toda la narrativa que la envuelve, para saber si realmente es una empresa que interesa o no a los candidatos.

En relación con la organización, otra habilidad requerida es la dirección de los departamentos o talento. El management es uno de los temas más complicados y delicados de la organización y al mismo tiempo es el que permite seguir avanzando o estancarse.

La gestión de talento supone un desarrollo complejo de la empresa, las relaciones y el crecimiento.

En este sentido, la última habilidad, el conocimiento organizacional, es la clave para entender la importancia de la dirección de los colaboradores.

El conocimiento de la empresa está asociado al talento móvil, a los profesionales que lo conforman y que, sin ellos, la empresa no sería cómo es. En este sentido la retención juega un papel importante y puede suponer la supervivencia o el fracaso de una empresa.

Si formas parte del departamento de Recursos Humanos es el momento de mirar hacia el futuro y pensar en aquellas habilidades y formaciones necesarias para mantener el área como un departamento estratégico dentro de la empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.