6 pasos para maximizar el compromiso de los colaboradores

6_pilares_reclutamiento

Para crear y mantener una buena relación es necesario el compromiso. Esta alianza hace que tanto el empleador como el empleado se esfuercen a diario para seguir creciendo y avanzando juntos.

La incertidumbre, la agitación social e incluso la volatilidad del mercado laboral hacen que la retención de colaboradores sea más importante que nunca.

El compromiso de los empleados tiene un impacto en los resultados. Sin esa relación a largo plazo, los colaboradores no desarrollan su máximo potencial, se van mucho antes de dar a la empresa sus mejores resultados.

Esto es perjudicial tanto a nivel individual como a nivel de equipo, porque ese sentimiento y la baja voluntaria puede desencadenar una reacción en cadena y convertirse rápidamente en una fuerza destructiva.

¿Qué entendemos por compromiso laboral?

Nos referimos a la relación laboral eficaz entre un colaborador y sus labores, en un compromiso o relación a largo plazo con un empleador.

Esto significa estar comprometido física, cognitiva y emocionalmente con la empresa, el equipo y el trabajo. En este sentido, la motivación juega un papel importante.

Tradicionalmente el compromiso se asociaba a algo puramente salarial, la única forma de seguir manteniendo la motivación era el aumento de sueldo. Hoy en día, se conoce que hay factores más profundos que influyen en la creación y mantenimiento de esta unión empleado – empresa.

El compromiso actual pasa por abordar temas tan complejos como qué es lo que realmente hace feliz a nuestros empleados.

El 85% de los colaboradores a nivel mundial dicen no estar comprometidos con su trabajo. Esto cuesta a las empresas unos 500 mil millones de dólares en pérdidas de productividad al año, solo en Estados Unidos, según el estudio de C.A. Short.

6 pilares del compromiso

Cada uno de estos pilares representa una forma diferente de descubrir a los expertos ocultos en tu empresa, facilitar el aprendizaje y el crecimiento y mejorar el compromiso del equipo.

Son 6 acciones que nos permiten crear una estrategia 360 para retener a los mejores empleados dentro de nuestra compañía.

  1. Formación

Casi el 50% de las empresas considera que su actual programa de formación no tiene un impacto positivo significativo en el compromiso de los empleados, según el estudio Learner Experience 2019, Brandon Hall.

Puede que los programas actuales no tengan en cuenta varias cosas: la flexibilidad, la adaptabilidad, la formación en línea e incluso formaciones fuera del área o sector, que tengan en cuenta estudios transversales que, aunque a priori no tengan nada que ver con la empresa, pueden ser interesantes para los colaboradores.

Los empleados están en búsqueda constante de contenido útil e interesante que les ayude a ser más eficientes en su trabajo.

Como empresa es importante facilitar ese aprendizaje continuo y flexible que apoye su crecimiento profesional y beneficie al equipo en la consecución de metas.

Un programa de formación personalizado y acorde a las necesidades reales de cada perfil. Es importante preguntar y escuchar qué quieren nuestros colaboradores, qué dolores tienen y qué estudios o programas necesitan para sacar adelante su trabajo.

En estos programas de formación también es útil el conocimiento compartido, es decir, que las personas pongan en común sus conocimientos y tener un espacio común donde acceder y compartir ese conocimiento.

Algunas organizaciones han optado porque los propios colaboradores den clases de formación los unos a los otros, compartiendo la sabiduría y experiencia, creando sinergias dentro de la organización.

  1. Comunicación

Es importante que la empresa cuente con uno o varios canales de comunicación que permitan el intercambio de mensajes tanto oficiales como informales.

En la intranet se pueden compartir actos o acciones que realiza la empresa, pero también contenido útil para el resto, como, por ejemplo, una charla TED, una carrera para participar o cambios importantes en el sector.

En esa comunicación también se incluirán los ascensos, los reconocimientos, los logros de los equipos y las bajas de la empresa. De este modo se comunicará de forma fluida y transparente todo lo que acontece, preocupa y alegra a la compañía.

Es una forma de que el colaborador se sienta conectado a la empresa, que sepa que forma parte de ella y sea un participante activo en lo que sucede.

  1. Sentimiento de equipo

Una investigación de Slack ha descubierto que las opiniones sobre la colaboración difieren más entre generaciones que entre empresas de distintos tamaños. La Generación Z prioriza la confianza en sus compañeros, sin embargo, para generaciones con más experiencia en el mundo laboral es importante definir bien las responsabilidades.

Está claro que la empresa debe equilibrar las expectativas de todas las generaciones, aunque si hay algo que resalta en todos es el sentimiento de equipo. La confianza y comodidad de saber que hay un equipo de personas en las que te puedes apoyar y con las que trabajarás codo con codo para conseguir los objetivos.

En este sentido además de las acciones de teambuilding, el reclutamiento también juega un papel importante. Es necesario contar con las personas adecuadas, que compartan los mismos valores y ética del trabajo.

Computrabajo y SherlockHR te ofrecen la solución integral para mejorar tus reclutamientos y encontrar así al talento acorde a tu vacante y cultura organizacional. Lograr una contratación para largo plazo, que encaje en el equipo y que a la vez ponga a servicio de la empresa sus habilidades tanto blandas como de conocimiento, no es una tarea sencilla, pero la tecnología nos brinda una inestimable ayuda si la incorporamos en nuestros procesos de contratación.

La solución integral incorpora diferentes herramientas y test que podemos aplicar durante el proceso para minimizar al máximo el margen de error de una mala contratación.

  1. Reconocimiento

No es una sorpresa para nadie saber que a las personas les gusta que se reconozcan sus contribuciones a los proyectos. Los programas de reconocimiento elevan la moral y la motivación, contribuyen a aumentar el desempeño e influyen en todo el equipo.

Si quieres que la gente comparta el contenido de la empresa, las vacantes y se convierta en un buen embajador, es importante reconocer y recompensar su valía.

Puedes saber más sobre los métodos y las estrategias relacionadas con el reconocimiento aquí.

  1. Onboarding

El 20% de las nuevas incorporaciones se plantean dejar el trabajo tras el primer día. Eso supone que el compromiso se genera desde mucho antes de la contratación.

Durante el proceso de reclutamiento, el profesional debe sentirse estrechamente ligado con la empresa y el onboarding es la finalización de ese paso.

El proceso de acogida hace referencia al periodo de tiempo en que, tanto el departamento de gestión de talento como el equipo, dan la bienvenida al nuevo miembro y le ayudan a sentirse parte de la empresa.

En este periodo, el colaborador conoce, de primera mano, cómo es trabajar ahí, qué cultura tiene la empresa y si se siente apoyado por la organización.

Este periodo hace que la persona pueda ir adaptándose poco a poco a sus obligaciones y certifique que aquello que se le prometió durante el reclutamiento es verdad.

Piensa cómo te sientes tú cuando conoces a alguien nuevo, hay un periodo de conocimiento y de adaptación. Si los primeros días son malos, seguramente en cuanto puedas dejarás de estar con esa persona. Con las empresas sucede lo mismo.

  1. Datos y análisis

Los informes deberían estar siempre en el centro de la estrategia de Recursos Humanos. Pueden advertir sobre lo que sucede en la empresa, prevenir problemas futuros y saber en qué invertir y qué decisiones tomar.

Sólo el 3% de las empresas afirman que su seguimiento de métricas, en relación con el talento, es realmente eficaz. Solo el 57% de las empresas usa el compromiso como forma de medir el éxito de sus estrategias de retención, según el estudio de Brandon Hall.

Tenemos a nuestro alcance muchos datos valiosos, pero a veces la dificultad de establecer un procedimiento o tener una herramienta adecuada hacen que este sexto pilar se vea aplazado continuamente.

Por todo esto, es importante establecer un plan y unas métricas que nos ayuden a ver el tiempo medio de un profesional en nuestra empresa, el grado de satisfacción y también las sugerencias de mejora.

Puedes empezar realizando un estudio de la fuerza de trabajo actual y plantear encuestas para conocer qué les gusta de la empresa, qué les motiva y qué necesitan para seguir siendo felices en la organización.

En un mundo convulso, puede que la retención sea la única manera de mantener la productividad y calidad al máximo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.