Cinco pasos para diseñar una estrategia de Employer Branding exitosa

estrategia_employer_branding_exitosa

Vamos a descubrir los pasos necesarios para convertir nuestras organizaciones en los mejores lugares para trabajar. ¿Y cómo lo haremos? Diseñando una estrategia de marca empleadora, o  Employer branding, exitosa.

En la actualidad, el activo más importante de las organizaciones, son las personas. Ellas son las que hacen posible la existencia de las empresas, ya que, sin ellas, la compañía no podría subsistir.

Sin embargo, es necesario contar con herramientas que permitan al equipo de recursos humanos centrarse en la atracción del talento y la experiencia de candidato y colaborador. Para ello, cuentan con Sherlock HR, una solución de reclutamiento de última generación.  

Employer Branding

El Employer Branding reúne todas las acciones que, desde el departamento de gestión de talento, llevamos a cabo para atraer y enamorar al personal, para que éste tenga interés en trabajar con nosotros, incluso cuando ya se han convertido en colaboradores.

Dentro de este concepto, también encontramos los términos fidelizar y cautivar; es decir: lograr que el talento que ya forma parte de la organización se quede con nosotros, evitando así, la fuga.

Cinco pasos para trabajar tu estrategia de Employer branding

1.Define a tu público objetivo: es necesario conocer y segmentar el target al que te vas a dirigir. Es importante tener claras las características de las personas que estás buscando y que serán compatibles con la empresa.

También debes analizar qué canales usa para realizar sus búsquedas y publicar tu contenido allí. Solo de este modo darás con tu candidato-persona.

El 90% de las personas que están buscando trabajo se informa previamente sobre la empresa que va a aplicar, por lo que la información que encuentren, de primera mano, deberá ser atractiva.

2. Analiza tu posicionamiento como marca empleadora: aunque pueda ser doloroso, es necesario. Debemos conocer qué opinan de nosotros colaboradores y candidatos, solo desde ese punto de partida podrás elaborar una buena estrategia. En CompuTrabajo ya cuentas con una herramienta de Employer branding que puedes tomar como punto de partida.

Podrás ver las valoraciones que han hecho tus colaboradores y excolaboradores en cuatro aspectos importantes: ambiente laboral, salario y prestaciones, oportunidades de carrera y liderazgo.

La herramienta de Employer branding de CompuTrabajo te permite tener acceso a estos resultados, es decir, conocer tu promedio general, así como el porcentaje de aceptación que tienes como empleador.  

Así, se sabe que 8 de cada 10 candidatos lee las reviews sobre las empresas antes de decidirse a postular a una oferta de trabajo.

¿Y qué más puedo hacer?

Lanza encuestas de clima laboral y detecta el estado real del ánimo y la percepción de tu empresa en el corazón de los empleados, mide la calidad de la marca empleadora, la comunicación entre equipos y el liderazgo.

3. Construye una Propuesta de Valor para el Empleado (EVP) atractiva y convierte a tus colaboradores en tus mejores aliados.

La EVP debe responder a la pregunta: ¿por qué tus colaboradores deben trabajar en tu compañía y no en otra?

La Propuesta de Valor debe de ser tan importante para tu programa de reclutamiento como su misión, visión y valores y debe estar, por supuesto, alineada con los valores corporativos.

Y esto solo lo podemos construir si empezamos a escuchar, tanto a los empleados, como a los candidatos, averiguando qué es lo que les motiva a escoger una opción en lugar de otra, o bien, qué los pudiera frenar para no aceptar una oferta de empleo.

¿Y cómo se puede construir una EVP?

  • Employee Experience: La experiencia del empleado es la suma de todo lo que observa, siente y vive un trabajador a lo largo de su conexión con la organización, desde el primer contacto hasta la última interacción que experimenta, al abandonar la empresa; lo que influye sobre sus sentimientos, actitudes y comportamiento con respecto de este lugar de trabajo.
  • Convivencia generacional: hoy la fuerza laboral está conformada por cuatro generaciones distintas, que comparten un tiempo y un espacio en el trabajo.
  • Personaliza la experiencia de tu trabajador con políticas o beneficios a la carta. Varios estudios internacionales muestran que el 60% de los empleados participantes afirma que los beneficios ofrecidos por una compañía son un factor decisivo para empezar un nuevo trabajo. El 80% de los encuestados elegiría tener beneficios adicionales en su trabajo actual antes que un aumento de sueldo.
  • Comunicación corporativa efectiva y transparente que permita al colaborador saber qué sucede en la empresa. Puedes usar la intranet, una red social corporativa, los correos electrónicos o la revista digital.

El resultado de una buena EVP es convertir a tus colaboradores en embajadores de marca. Si hay una máxima que se cumple en el entorno digital es que las personas que trabajan en una empresa son mucho más creíbles y sus opiniones son mejor valoradas, que si esa información proviene directamente de la oficina de recursos humanos de la empresa.

Porque los contenidos compartidos por empleados tienen hasta ocho veces más “engagement que los publicados por los canales corporativos de sus empresas. Una cifra importante, si consideramos que por cada 12% de incremento en las recomendaciones de una marca realizada por un embajador, los ingresos de ésta crecen hasta un 50%.

Activar a nuestros colaboradores como promotores de marca es una inversión ganadora y duradera. Y lo es porque descubriendo, formando, apoyando y promocionando a los expertos que dan vida a la organización, las compañías pueden competir mejor por la relevancia en Internet.

Estos embajadores son también impulsores del programa de referidos, uno de los canales que mejor funciona para contratar talento. De hecho, el 82% de los reclutadores afirma que es el mejor canal para ellos.

Y gracias a Sherlock HR ya tenemos la oportunidad de medir la efectividad de un programa de referidos. Según Recruiter.com, el programa de referidos permite ahorrar un 60% de los recursos necesarios por contratación.

4. Cuenta que eres atractivo y conviértete en la mejor opción. Sin comunicación no existes, por eso comunicar tu marca empleadora es de vital importancia para estar en la mente de los colaboradores.

  • Microsite: puedes difundir tu cultura organizacional a través del micrositio de Computrabajo. Le puedes contar a los más de 9 millones de candidatos registrados quién eres y qué estás haciendo.
  • Redes sociales: entre el 70 y el 75% de la fuerza laboral se considera pasiva y las redes sociales son una oportunidad para cautivarlos y generar compromiso.
  • Comparte historias verídicas que hagan despertar las emociones. Hoy nuestra misión es enamorar a la gente de afuera, buscar la forma de crear empatía con ellos. Puedes hacerlo a través de testimonios, historia y valores de la empresa, reconocimiento y promoción del liderazgo.

5. Mide tu evolución para saber si la estrategia es exitosa o no. Ten en cuenta los KPIS internos como el nivel de ausentismo, el rato de retención, el programa de referidos y en índice de felicidad laboral.

Y también los externos: número de candidaturas a vacantes publicadas, aceptación de las ofertas, tiempos en los procesos de selección, posicionamiento en el ranking de mejores empresas para trabajar y los costos del reclutamiento.

Beneficios de una buena estrategia de Employer branding

  • Nuevas fuentes de reclutamiento
  • Captación de talento de valor
  • Fortalecimiento de Engagement de tus colaboradores
  • Mejora de tus KPIs

Ahora sí: ya tienes todos los datos para implantar tu estrategia de Employer branding y cautivar al mejor talento para que forme parte de tu compañía. ¡Te deseamos mucho éxito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *