¿Cómo detectar las Soft Skills durante la entrevista?

Cómo detectar soft skills en la entrevista

Las habilidades blandas o sociales, conocidas como soft skills, son difíciles de cuantificar. Los candidatos las añaden al currículum, pero no es sencillo medirlas o detectarlas durante esa etapa del proceso. Es por ello que hoy vamos a hablar de cómo detectar las soft skills durante la entrevista.

El 62% de los reclutadores buscan específicamente las habilidades sociales de un candidato y usan las preguntas para conocer un poco más qué habilidades tiene el candidato.

El auge de las habilidades sociales

Siempre se ha preguntado en las entrevistas de trabajo sobre las hard skills o habilidades de conocimiento. Es un buen punto de partida y es esencial para saber si la persona podrá hacerse cargo de las tareas encomendadas o no.

Pero ese punto a favor, no es suficiente. Las habilidades blandas son las responsables del triunfo en un equipo. Ya que la actitud y la predisposición de todos los miembros marca la diferencia.

Esas características sociales son las que permiten que un profesional colabore de forma eficaz con sus compañeros o bien que sea innovador.

Si ponemos por ejemplo un perfil de IT, un desarrollador no solo debe saber escribir código, también necesita ser colaborador, innovador, resolutivo y ordenado para trabajar en equipo y entregar el trabajo a tiempo.

Si no cuenta con esas habilidades, seguramente perjudicará al resto y haga que los objetivos sean mucho más difíciles de conseguir.

¿Qué habilidades debo buscar en un candidato?

Es una buena pregunta y como siempre, depende del perfil que busques y del equipo del que formará parte dicho candidato.

Los diferentes puestos requieren habilidades sociales distintas. Por ejemplo, un asistente de marketing debe estar orientado al detalle, mientras que no es necesario que tenga habilidades de líder.

Es importante elaborar la ficha del candidato-persona y hablar con diferentes miembros del equipo para saber realmente qué necesita tener esa persona para ser compatible con el resto.

Sin embargo, hay 10 habilidades bastante demandadas actualmente, sin importar el puesto:

  1. Inteligencia emocional: la persona es capaz de reconocer las emociones y controlar las suyas. Es de gran utilidad para crear relaciones interpersonales y propiciar un buen ambiente laboral.
  2. Resiliencia: la capacidad de enfrentar y superar una dificultad. Vital en el mundo laboral, ya que los profesionales deben sortear las adversidades.
  3. Resolutivo: en 2018 el 62% de los reclutadores buscaron personas con la capacidad de resolver problemas.
  4. Pensamiento crítico: permite elaborar e implantar estrategias disruptivas y adelantarse a los cambios del mercado.
  5. Capacidad de concentración: La demanda de atención que impone atender todo lo que ocurre en internet, el e-mail, Skype y el teléfono móvil hacen que cada vez sea más difícil centrarse en una tarea. Tener capacidad de concentración es vital para sacar adelante los proyectos.
  6. Habilidad de redacción: ¿cuántos correos recibes y envías al día? Ser hábil en la redacción permite solucionar temas con un solo correo y a la vez permite comunicar ideas y discutirlas sin necesidad de hacer reuniones interminables.
  7. Negociación: es una de las más demandadas, aunque no se busque un perfil enfocado a ventas. Permite argumentar una idea, defenderla y llegar a acuerdos.
  8. Creatividad: El 77% de los directivos considera la creatividad como la habilidad más importante que deberán tener los trabajadores en el futuro.
  9. Capacidad de coordinación y colaboración: en equipos multidisciplinares y situados en distintos lugares es necesario tener esta capacidad. Permite trabajar en equipo y colaborar para obtener los objetivos deseados.
  10. Toma de decisiones: capacidad de reflexión y resolución.

Nuevas formas de hacer las entrevistas

El estudio Global Recruiting Trends 2018 elaborado por LinkedIn advierte que los reclutadores llevarán a cabo nuevos métodos de entrevistas para poder detectar de forma más eficiente las habilidades interpersonales de los candidatos.

¿Cómo será posible?

Pues usando la tecnología para detectar este tipo de capacidades. Por ejemplo, un test de personalidad o habilidades, que permita saber cómo se comporta el candidato y que habilidades sociales tiene.

El test de competencias con el que cuenta CompuTrabajo también es una buena forma de detectar las habilidades sociales del candidato.

Y finalmente, el uso de preguntas enfocadas a las soft skills, tanto en las entrevistas personales como a distancia.

  • Comportamientos en el pasado: pregúntale cómo supero algún fracaso y cómo fue su comportamiento.
  • Crea escenarios hipotéticos para saber qué harían y como manejarían la situación.
  • Pregunta a todos los candidatos las mismas preguntas para poder compararlos unos con otros. Usa también un sistema evaluación para que todos los reclutadores unifiquen los criterios.

Otra buena práctica es hacer la misma pregunta en diferentes fases del proceso y ver cómo responde. Puede que nos ayude a saber si su evaluación es igual desde el principio o bien si cambia conforme va superando etapas.

Algunas preguntas para realizar durante el proceso

Aquí van algunos ejemplos que puedes usar para conocer un poco mejor a los candidatos:

  • Cuéntame una situación en la que hayas tenido que resolver un asunto en grupo: te permitirá ver cómo se comportó al tener que trabajar en equipo. Fíjate bien de las expresiones que usa y del lenguaje no verbal.
  • ¿Cuándo fue la última vez que pediste ayuda? ¿Por qué fue?: Desconfía de los que te dicen que no recuerdan cuando pidieron ayuda por última vez.

  • ¿Prefieres la comunicación verbal o escrita?: Esto es importante para mejorar su periodo de adaptación y saber cómo su superior puede conectar con él.
  • Tu equipo ha decidido cómo hará el trabajo, pero tu estás en desacuerdo. ¿Cómo reaccionas?
  • ¿Qué esperas de un líder?
  • ¿Cuál ha sido la mayor dificultad con la que te has encontrado en tu carrera?

Puedes hacer miles de preguntas así que te aconsejo que prepares una entrevista tipo para cada perfil que entrevistes. Usa una tarjeta de evaluación para anotar cada respuesta y toma nota de las expresiones, te pueden dar mucha información.

Focos rojos. Pon atención a estas alertas:

  • Incapacidad para responder: muchos candidatos asisten con las respuestas ensayadas de casa. Usa las preguntas de comportamiento para sacarlos de su zona de confort y obtener más información. El uso de escenarios hipotéticos o preguntas relacionadas con su personalidad pueden ayudarte a ver su verdadero yo.
  • Incoherentes: si sus respuestas no son coherentes o consistentes entre ellas es que en algún momento, no ha dicho la verdad. Esa incoherencia es claramente un foco rojo para no seleccionarlo como colaborador.
  • No da ejemplos específicos: si cuando le preguntas por comportamientos pasados no da ejemplos específicos, es probable que no le hayan ocurrido a él. Si elude responder de este modo, pídele ejemplos para ilustrarlo mejor.
  • Los valores que tiene no son compatibles con los de la empresa. Otro motivo más para descartar a un candidato. Es muy importante que la persona comparta la misión y la visión de la empresa, así como la forma de ser. Si no es así, ese “matrimonio” no dará frutos. Deseamos que estas recomendaciones te resulten útiles y que vayas con más herramientas a encontrar a los mejores candidatos. ¡Éxito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *