El 60% de las empresas mexicanas incluye la videoentrevista en sus reclutamientos

empresas_mexico_videoentrevista

Un reciente estudio elaborado por CompuTrabajo al que han respondido más de 550 profesionales de los RR.HH. de empresas mexicanas destaca que el 60% ha incorporado las videoentrevistas en sus procesos de selección durante la pandemia.

El COVID-19 ha provocado un cambio a la hora de reclutar. Aunque más de la mitad de las empresas encuestadas ha reducido el número de contrataciones en este periodo, el 40% han seguido sus procesos de reclutamiento para brindar soporte a los equipos, con la incorporación de nuevos miembros.

SherlockHR, la solución digital para el reclutamiento con la que CompuTrabajo colabora en exclusiva, también ha facilitado datos acerca del uso de la videoentrevista en el periodo comprendido entre abril, mayo y junio de 2020. La plataforma ha experimentado un incremento del 102% en el uso de la videoentrevista durante ese trimestre.

Ello se debe principalmente a la necesidad de continuar con los procesos y, a la vez, mantener la distancia social y el trabajo desde casa. La salud y bienestar de todos ha sido una prioridad para los departamentos de Recursos Humanos.

Otras prácticas de reclutamiento también se han modificado durante los procesos a fin de brindar una mejor experiencia al candidato. Según los resultados de la encuesta, ha aumentado la comunicación con los postulantes (37,5%) y también se han usado con más frecuencia los test online (20,35%) para evaluar a los profesionales que optaban al puesto.

En cuanto a la comunicación con el candidato, según OHR al 2019 solo un 30% de los postulantes recibía algún tipo de comunicación durante la primera semana de inscribirse y el 70% restante ningún mensaje en los primeros pasos del proceso.

Nuevos métodos, mejor experiencia del candidato

La Candidate Experience era una tendencia en alza en 2019. Sin embargo, ahora todas las herramientas que facilitan el trabajo del reclutador y garantizan una buena vivencia durante el reclutamiento se han asentado y popularizado. Muchas de ellas ponen especial atención en la comunicación con el candidato durante su relación con la empresa a la que aplican.

Las videoentrevistas, conocidas en el mundo anglosajón como one-way video interviews, se han convertido en un esencial para el trabajo de los reclutadores.

Estas entrevistas se caracterizan por ser asincrónicas, es decir, el equipo de reclutadores elabora una batería de preguntas que son respondidas en otro momento por el candidato, en formato video. Expertos afirman que este crecimiento también se ve apoyado por las generaciones acostumbradas a relatar historias en video, ya sea por Stories de Instagram o en TikTok.

Si ampliamos el horizonte y trasladamos la consulta a nivel mundial, Gartner realizó recientemente una encuesta cuyo resultado arrojó que el 86% de las organizaciones han incorporado la videoentrevista y otras tecnologías para conocer a los candidatos durante la pandemia.

Parece ser que esta nueva forma de entrevistar va más allá de presentarse como una solución temporal: ha llegado para quedarse.

Un mal reclutamiento puede suponer un costo extra del 10 al 15% del gasto anual del sueldo de esa nueva contratación. Aunque el actual periodo no ha sido muy favorecedor, brindar una experiencia negativa al candidato podría verse reflejado en el coste anual de contrataciones del siguiente año. Por ese motivo, el aumento de las videoentrevistas y comunicaciones ha experimentado un crecimiento dentro de las prioridades del departamento de RR.HH.

Beneficios de la videoentrevista

Esta herramienta tiene múltiples propiedades que permiten mejorar el proceso y los beneficios tanto para los reclutadores como para los candidatos.

Es una herramienta que empodera a los que buscan empleo y les permite mostrar lo mejor de sí mismos, sin necesidad de descargar ningún programa adicional ni herramienta.

Además, al ser asincrónico, no resulta necesario que el reclutador y el candidato se pongan de acuerdo con la hora de agendar una entrevista y reservar un espacio de tiempo. Esto también ayuda a involucrar al jefe del departamento en el proceso, ya que es mucho más fácil que visualice la entrevista y no deba modificar su agenda para ello.

Para el gestor tiene muchas más ventajas. Facilita el trabajo colaborativo entre el equipo, envía una misma batería de preguntas para todos los candidatos y se tiene la posibilidad de revisarla entre varios miembros del equipo.

Las respuestas quedan almacenadas en la base de datos de candidaturas y se adjuntan al perfil del candidato, junto con las anotaciones y comentarios de las personas que lo han revisado.

Finalmente, esta entrevista puede revisarse cuando el entrevistador tenga tiempo y así podrá descifrar capa por capa lo que comunica el candidato.

La digitalización del proceso permite reducir hasta 10 horas el tiempo que le dedican los reclutadores a los procesos.

Una herramienta usada por multinacionales, ahora también por las PYME

La videoentrevista es una funcionalidad que hasta ahora la usaban, sobre todo, multinacionales que debían contratar en diferentes partes del mundo y era una funcionalidad de elevado coste. Sin embargo, con las necesidades colaterales provocadas por la pandemia, su uso se ha democratizado y no solo las multinacionales tienen acceso a ella.

Por ejemplo, Amazon se adaptó al nuevo periodo y buscó una nueva forma de hacer las cosas. En marzo de este año, este marketplace canceló todas las entrevistas presenciales y empezó a usar un software de reclutamiento propio con videoentrevista para continuar con sus procesos.

Pero no solo uno de los gigantes tecnológicos acaba de empezar a realizar videoentrevistas; entre los encuestados, un 49% de las empresas que las han incorporado son organizaciones de entre 2 a 200 trabajadores. Ello pone de relieve que las PYME también pueden beneficiarse de esta modalidad.

Las empresas que se suman al uso de la videoentrevista pertenecen, prácticamente, a todos los sectores: desde empresas que se dedican a la agricultura hasta start up tecnológicas. La democratización de esta herramienta es ya una realidad.

Un estudio de Walters People London sobre el uso de esta herramienta durante el confinamiento señala un aumento exponencial de esta forma de entrevistar. En un artículo publicado recientemente, el director de la empresa, Phill Westcott, añadió: “Las empresas que no querían perder el Top Talent, al prolongar el proceso, se apresuraron a recurrir a soluciones digitales. De hecho, durante este periodo hemos visto más contrataciones que nunca realizadas de forma remota”.

Asimismo, el 36% de las empresas a nivel mundial, según Hays, tendrán procesos 100% digitales en los próximos años.

Por lo tanto, parece que esta solución a corto plazo se incorporará de forma permanente a los nuevos procesos. El 6% de las empresas mexicanas encuestadas reconoció que ha aprovechado la situación del COVID-19 para incluir un software de reclutamiento a su área de Recursos Humanos a fin de digitalizar y agilizar las tareas.

Esta transformación dentro de RR.HH. puede suponer una mejora en tiempos y costos de contratación, así como la posibilidad de captar el mejor talento sin necesidad de desplazamientos ni de incurrir en costos adicionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *