Entornos digitales: haz de tu empresa un lugar feliz para trabajar

haz_tu_empresa_un_lugar_feliz

Desde la pandemia se han creado espacios digitales de trabajo, donde en algunas ocasiones la felicidad no ha estado presente.

En este artículo te vamos a contar cómo hacer de tu empresa un lugar feliz para trabajar en formato híbrido.

Crear espacios de trabajo óptimos es una de las prioridades estratégicas para una organización, ya que afectan directamente a la satisfacción del empleado y lo preparan para las necesidades futuras.

En algunas empresas mantener una forma de trabajo tradicional incrementa la rotación voluntaria de colaboradores y reduce la motivación y producción por parte de los empleados.

Contar con un espacio de trabajo digital se ha vuelto un elemento crítico para las empresas que quieran mantenerse a largo plazo en el mercado. Es necesario contar con una cultura de resiliencia y adaptación para asegurar la evolución.

Trabajar más rápido y feliz

Este cambio en la estructura permite a los colaboradores ser más rápidos en el trabajo y en la toma de decisiones.

Se impulsa un trabajo independiente donde no hay cabida al micromanagement. Es necesario que el colaborador esté feliz en su jornada laboral para poder afrontar la incertidumbre y los cambios de una forma abierta.

Para conseguirlo es necesario implementar tecnología que flexibilice el trabajo y sea adaptable a las necesidades de cada colaborador.

La tecnología es una herramienta más para sacar adelante el trabajo y, a la vez, ahorrar tiempo y optimizar tareas, incidiendo directamente en el bienestar del trabajador.

Pero para que este bienestar sea real, será necesario tener planes de formación y desarrollo para ver esa tecnología como una aliada y no como una imposición.

Desconocer cómo se usa correctamente un software o una aplicación, supone una inversión de tiempo alta y puede provocar frustración en algunos empleados. De este modo, la tecnología sin formación no tiene un impacto positivo.  

En el caso de Recursos Humanos, debe contar también con herramientas propias para analizar si esto sucede y poder desarrollar su trabajo de atracción y selección de talento, sin importar el lugar desde el cual lo llevan a cabo.

La creación de guías o cursos permitirá dominar completamente la solución y multiplicar así la productividad.

Cada nuevo elemento que se introduce en el ámbito laboral trae consigo la necesidad de adquirir nuevas habilidades y ponerlas en práctica de forma casi inmediata.

Para 2026, el 25% de la información y la comunicación que procesan los trabajadores se ascenderá o degradará algorítmicamente (aumentando al 50% en 2030), según Gartner.

Espacios de trabajo digitales

Si algo hemos aprendido es que ya no podemos trabajar con material físico ni tampoco compartir carpetas en remoto, es necesario construir un espacio digital donde poder acceder a la información, incluso en la distancia.

Los departamentos de sistemas han tenido que establecer protocolos específicos para proteger la información y trabajar en la ciberseguridad de este espacio de trabajo.

El colaborador ha tenido que adaptarse y cambiar su forma de trabajar, ajustándose a la demanda actual, de igual forma que lo han hecho los reclutadores.

El trabajo colaborativo y en la nube son dos de las características que debe tener un espacio digital de trabajo seguro y efectivo.

Compartir documentación sensible y blindar la seguridad de acceso es una de las preocupaciones de las empresas que trabajan en modalidad híbrida.

Lo mejor de esto es que esta adaptación se produjo en poco tiempo y ahora el equipo solo tiene que ir ajustando las medidas para convertirlo cada vez en un sistema más eficaz y protegido.

¿Pero, cómo influye esto en tener trabajadores más felices?

Trabajadores felices

La cultura organizacional permite implementar estos cambios e impregnar el entusiasmo al equipo. Si los valores de nuestra empresa tienen a las personas en el centro, estos cambios se enfocarán en los beneficios de su uso, la formación y una comunicación transparente.

Si la empresa cuenta con una buena propuesta de empleado, éste verá en los cambios y el aprendizaje una forma de conseguir sus objetivos y trabajar en su plan de crecimiento a largo plazo.

Dentro de los beneficios que la empresa puede dar, la flexibilidad de la modalidad de trabajo es esencial. Si tenemos espacios seguros para trabajar a distancia, será una forma más de retener al colaborador y mejorar su satisfacción, ya que podrá realizar sus tareas desde casa o desde el extranjero.

Solo podemos saber si un trabajador es feliz si se lo preguntas, es decir, si calculamos el índice de satisfacción con la empresa. ¿Aquello que se prometió se ha cumplido? ¿Sigue teniendo expectativas de crecimiento? ¿La empresa se preocupa por él más allá de las nóminas y las vacaciones?

El uso de un software de Recursos Humanos como HolmesHR puede ayudar a conocer el estado real de los trabajadores y la satisfacción en relación con los beneficios y valores de la empresa.

Este cuidado permite que los trabajadores se sientan escuchados y se conviertan en el centro de las estrategias de retención de talento.

Cada empleado feliz será el doble de productivo que un empleado que no esté motivado con su trabajo y con su empresa.

Se dice que un empleado que se va por salario puede volver por la cultura. Sin embargo, uno que se va por la cultura, nunca volverá, ni siquiera por el salario.

Así pues, parece que la felicidad y el buen trato quedan reflejados no solo en el Employer Branding, si no en la capacidad de atracción y retención del talento.

Es importante contar con un buen espacio de trabajo para que las personas puedan desarrollar todas sus capacidades dentro de la empresa y cuenten con un espacio seguro donde compartir y colaborar los documentos. Las empresas que consigan esto, convertirán sus espacios de trabajo en un lugar feliz donde trabajar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.