La crisis sanitaria refuerza el papel de los Recursos Humanos

crisis_sanitaria_papel_rrhh

Parece que la crisis sanitaria ha hecho que los profesionales de Recursos Humanos tengan un papel más relevante en la toma de decisiones de la empresa, reforzando la idea de que el área es un socio estratégico de la organización.

La adaptación de los profesionales a la nueva realidad también ha afectado a los reclutadores y gestores de talento. La crisis hizo que esta área tuviera que liderar la protección de los colaboradores y también el traslado del trabajo en la oficina a la modalidad en remoto.

La adaptación y el ritmo de los cambios ha sido vertiginoso, a todo ello se suma que el área de Recursos Humanos es cada vez más compleja, engloba muchos más parámetros y debe ser consciente de las experiencias de los colaboradores y candidatos dentro de la organización.

Entre los retos de 2020 se encontraban: la gestión de la seguridad laboral, la salud mental de los colaboradores, la adaptación al entorno digital, la organización de los equipos y las necesidades, la formación de las áreas donde fuese necesario, la capacitación de los líderes, la competitividad, etc.

Todo este trabajo ha hecho que en 2021 muchos líderes de Recursos Humanos sean tomados en cuenta a la hora de establecer estrategias de la empresa y tener presencia en la toma de decisiones.

Cambio de posición: socio estratégico

Antes RR.HH. tenía una función mucho más pasiva en las empresas, era un recurso cuando necesitaban encontrar un nuevo profesional y tenía una función muy administrativa: nóminas, vacaciones, leyes de trabajo y procesos de selección.

Poco a poco se produjo un cambio de posición, el área se convertía en socio estratégico ante la necesidad de atraer un talento más informado, la retención de colaboradores ante la demanda del mercado, la necesidad de cuidar del empleado y toda la experiencia dentro de la organización, …

Y ahora con la digitalización de las empresas, el peso y el liderazgo del cambio de la cultura organizacional y las formas de trabajo ha recaído en los hombros del área.

El trabajo de los gestores va más allá, permite el crecimiento de la organización, no solo con la incorporación de nuevos talentos, sino también con la implementación del trabajo en remoto, los manuales de nuevas prácticas y la Propuesta de Valor del Empleado.

Digitalización también en RR.HH.

Ya no hay vuelta atrás, las empresas ya no pueden alargar más la digitalización de sus procesos, se ha vuelto necesaria e imprescindible para continuar con el crecimiento.

La centralización de la información y el trabajo en la nube también son dos temas que preocupan a la empresa. El área de Recursos Humanos debe implementar esas medidas en su forma de trabajo.

No es operativo tener varias fuentes donde consultar los currículums ni trabajar de forma individual en los procesos, la cooperación y tener una base unificada se ha vuelto imprescindible en el trabajo en remoto.

Para implementar cambios, como departamento, los reclutadores deben dar ejemplo de esa capacidad de adaptación y del abrazo del cambio.

Los departamentos que más avanzados estaban en transformación digital y que ya trabajan con softwares, pudieron responder más fácilmente a la crisis.

En el reclutamiento, la pandemia ha demostrado que los gestores necesitan de nuevas herramientas para poder realizar una selección digital y con posibilidad de hacerla remota.

SherlockHR ha crecido en número de clientes durante la crisis sanitaria. Las empresas han contado con un ATS para poder seguir realizando su labor, ahorrando tiempo innecesario en tareas automatizables.

De esta crisis los gestores han aprendido la importancia de poder mantener la comunicación con el candidato en cada una de las etapas. También de las ventajas del uso de la entrevista en video y la posibilidad de realizar test online para evaluar a los candidatos.

Velocidad de adaptación

Aunque siempre es importante tener un equipo que se adapte rápidamente a los cambios, en un momento tan complicado como el actual, aún más.

El área debe ser dinámica y dar una respuesta rápida a las necesidades del equipo. Aunque la velocidad de adaptación sea veloz, es importante que tras implementar novedades se analicen también los resultados y se reflexione sobre los métodos.

En el pensamiento colectivo no suele darse la percepción de que el área de RR.HH sea ágil, más bien al contrario, suelen pensar que los profesionales de este rubro realizan una acción solo cuando no les queda más solución.

Sin embargo, esto está cambiando. La tecnología y las nuevas herramientas permiten al departamento contar con tiempo para pensar en ideas nuevas y estrategias para que el colaborador se sienta bien en la empresa y tenga una larga vida como miembro de la organización.

Los gestores quieren aumentar su impacto y para ello es necesario optimizar los procesos, digitalizarlos y renovarlos. El plan de acción debe ser a corto y largo plazo, así que ahora es el momento de determinar qué hace que el departamento sea más ágil y estratégico.

Comunicación con el equipo

Mientras se elaboran esas nuevas acciones y se estudian formas de mejorar la experiencia del colaborador y el candidato, Recursos Humanos debe también abanderar la comunicación interna.

Los canales de comunicación han mostrado su efectividad en el trabajo en remoto y también como arma de cohesión del equipo.

Se deben comunicar los cambios, las novedades y también la visión de la empresa. No podemos dejar a los colaboradores a oscuras, debemos motivarlos para que remen juntos hacia los propósitos marcados este 2021.

La pandemia ha sido el catalizador de estos cambios, pero le toca a los gestores reinventar el futuro de la compañía, ayudar a digitalizar todas las áreas y situar a la fuerza laboral en el centro de la estrategia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *