La estabilidad emocional de los colaboradores ya es responsabilidad de la empresa que los emplea

estabilidad_mental_en_el_trabajo

En 2017, la Organización Mundial de la Salud dio a conocer que México ocupa el primer lugar en estrés laboral, ya que el 75 por ciento de los trabajadores padecen el Síndrome de Burnout o fatiga por estrés laboral.

Para hacer frente a este panorama, recientemente se publicó la Norma Oficial Mexicana 035, misma que fue emitida por la Secretaria del Trabajo y Previsión Social con el objetivo de identificar y prevenir factores de riesgo psicosocial, así como para promover un entorno organizacional que pueda favorecer a los colaboradores en sus lugares de trabajo.

Esta norma entrará en vigor a partir del próximo 23 de octubre de 2019 y de no cumplirse al pie de la letra, las empresas deberán pagar una multa que oscila entre los 21,122 y 422,450 pesos, de acuerdo con datos de la Ley Federal del Trabajo (LFT) y aquí te decimos todo lo que debes saber para hacerle frente.

¿Qué son los Factores de Riesgo Psicosocial?

Estos se refieren a todas aquellas acciones que pueden provocar trastornos de ansiedad o estrés grave, derivado de la naturaleza de las funciones del puesto de trabajo o actos de violencia laboral al trabajador que estén relacionados con las funciones que desarrolla en su puesto laboral.

Las jornadas de trabajo extendidas que excedan las  7 u 8 horas establecidas por la Ley Federal del Trabajo, las cargas de trabajo excesivas que no permitan al colaborador cumplir con sus actividades durante el tiempo que dura su jornada laboral y  el abuso de poder por parte de los líderes de la organización, pueden ser considerados como Factores de Riesgo Psicosocial para los trabajadores.

¿ Cómo puedo combatir el estrés laboral desde mi empresa?

Sin duda, el estrés representa uno de los grandes males que aqueja a los colaboradores y puede traer consigo consecuencias graves como disminución de la productividad, absentismo laboral, apatía e incluso abandono laboral. Por ello, es muy importante que hagamos una introspección de qué es lo que se está viviendo en la entraña de nuestras compañías.

1.- Evalúa los niveles de estrés de tus colaboradores. Las tasas de absentismo laboral, la rotación de personal, las quejas de los trabajadores y los resultados de las encuestas de satisfacción, pueden ser indicadores que nos ayuden a determinar cuál es la situación actual de nuestra compañía en términos de estrés. Esta evaluación puede ser un punto de partida para empezar a promover el cambio organizacional.

2.- Promueve un ambiente laboral armonioso en tu organización. Los espacios abiertos y compartidos, contribuyen a mejorar considerablemente la convivencia diaria entre los colaboradores. El respeto, la comprensión y la tolerancia, son valores que deben prevalecer entre los equipos de trabajo.

3.- Impulsa la cercanía entre los líderes y los colaboradores. Hoy por hoy, el conocer y explorar las emociones de cada miembro de nuestro equipo, genera un vínculo de confianza entre el líder y el empleado y sin duda, contribuye a que este último se sienta comprendido y apapachado por su empresa empleadora.

4.- Aumenta la flexibilidad en tus procesos de trabajo. El contar con una flexibilidad horaria puede ser una medida eficaz para ayudar a los colaboradores a equilibrar sus niveles de estrés e incluso, puede contribuir a que estos sean más productivos-

5.- Supervisa las cargas de trabajo. Comprueba que las exigencias de trabajo a tus colaboradores sean compatibles con sus capacidades y con sus recursos. Permíteles que se recuperen después de concluir una tarea física o mental que les exija un sobreesfuerzo.

6.- Impulsa programas de cuidado a la salud. Pon en marcha iniciativas para que tus colaboradores lleven una dieta equilibrada y se activen físicamente. Puedes ofrecerles un programa de descuentos para que acudan a un gimnasio y realicen actividad física. El mostrar interés por la salud de tus colaboradores fortalecerá su compromiso con la compañía.

La salud física y emocional de nuestros colaboradores es uno de los grandes pilares que toda empresa necesita para poder lograr sus objetivos y ahora tú ya sabes cómo debes resguardarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *