“Líderes emocionales”: La nueva fuerza laboral en México

lideres_emocionales

Sin lugar a dudas, México es un país en el que cada vez más se fomenta la formación académica, sobre todo cuando de las nuevas generaciones se trata, pero también es una realidad viviente que las empresas empleadoras han incrementado los requisitos a sus candidatos a la hora de reclutarlos, por lo que hoy en día, es esencial que estos cuenten con al menos una carrera universitaria concluida.

De acuerdo con una encuesta realizada por CompuTrabajo, en julio de 2018, los mexicanos son los que tienen más entrevistados con estudios superiores, ya que el 79 por ciento cuentan con formación académica universitaria o de postgrado, destacando el segmento de 25 a 34 años.

Estos retos en materia de educación están íntimamente ligados a la inserción laboral en la denominada Era Digital.

Al contar con una preparación académica más sólida, los candidatos también exigen mayores beneficios a la hora de buscar empleo. Además, se informan previamente del ADN de la empresa donde les interesa trabajar y leen las valoraciones de los colaboradores antes de aplicar a una oferta, por lo que  es sumamente importante que las organizaciones construyan de manera satisfactoria su Employer Branding, sobre todo en un país en el que siete de cada 10 personas buscan empleo a través de la red.

Al respecto, el vicepresidente de Investigación de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), Sergio Carrera Riva Palacio, destacó que “lo que se ve en Internet es una alerta a los empleadores, es síntoma de que deben mejorar las estrategias para retener a esos colaboradores que buscan cambiar, por no estar a gusto en sus empleos”.

Este escenario planteado ocurre con frecuencia en la generación de los Millennials, mismos que, de acuerdo con datos oficiales del INEGI, hoy representan a la población económicamente activa con más presencia en la fuerza laboral del país. Sin embargo, también es una realidad que esta es una de las generaciones que más trabajo cuesta fidelizar en términos laborales. Pero ¿por qué ocurre todo esto? Choques Generacionales

Una de las principales causas de la falta de adaptación de los Millennials en el mercado laboral, es el choque de estilos de liderazgo. La manera de hacer de anteriores generaciones va más enfocada a la obtención de resultados, dejando a un lado el balance de vida, mientras para estas generaciones el tiempo de esparcimiento fuera del horario laboral es un elemento imprescindible para poder desarrollar su potencial humano. Por lo tanto, cuando estos tiempos no son respetados, sucede la falta de identificación con sus líderes y con la empresa que los emplea, situación que finalmente provoca la deserción de su puesto de trabajo.

Por ello, es un hecho que las nuevas generaciones valoran más la experiencia que les puede aportar su empresa empleadora que incluso la oferta salarial, en términos monetarios. En este tenor, la Asociación Mexicana de Internet .MX realizó un estudio que arrojó que entre las motivaciones de las personas que buscan trabajo a través de la red predominan las que corresponden al “salario emocional”, que se refiere al paquete de beneficios adicionales, que incluyen aspectos tales como los listados a continuación:

  • Flexibilidad de horarios
  • Teletrabajo
  • Oportunidades de carrera
  • Ambiente laboral armonioso

¿Qué pueden aportar los líderes emocionales al equipo de trabajo?

Hablar de liderazgo no sólo implica reconocer los conocimientos técnicos y la experiencia laboral de quienes dirigen los equipos de trabajo, sino también sus habilidades sociales, sus valores, pero, sobre todo, de la capacidad que pueden tener para identificarse con las emociones de sus colaboradores e influenciarlas positivamente. Las nuevas generaciones son justamente portadoras de los dotes que representa el ser un líder emocional.

Los Millennials han abierto una gran posibilidad de romper con el paradigma tradicional del líder, dando lugar a mayor flexibilidad y dinamismo dentro de los equipos de trabajo, pues para ellos la figura del jefe autoritario afecta directamente los resultados que se esperan dentro de un área. Ellos apuestan por una comunicación multidireccional y equitativa, en el que la empatía y la inclusión de cada miembro del equipo, van de la mano para poder tomar decisiones que sumen y conduzcan a la organización al éxito.

Así, las competencias emocionales marcan una gran diferencia entre el liderazgo bien ejercido y el mal desempeñado, es decir: un líder con conocimientos sociales, autogestión, pero sobre todo, autocontrol, puede llegar a dirigir un equipo satisfactoriamente, ya que el conocimiento de las propias emociones, permite la identificación, la comprensión y el entendimiento con las personas y con las situaciones que se viven día a día.Esa sensibilidad permite identificar señales concretas del modo en que puede causarse una influencia dentro de un equipo de trabajo.

Sin embargo, también es cierto que, para poder adaptar a estos nuevos líderes a nuestro mercado laboral, es sumamente necesario entender cuáles son sus intereses y hacía dónde van dirigidos en términos laborales.

¿Qué buscan los mexicanos al leer las ofertas de empleo?

Uno de los factores fundamentales para que una oferta laboral sea atractiva es el sueldo, sin embargo, también sienten la necesidad de tener políticas de motivación en la empresa que los emplea, tales como el equilibrio con la vida personal y laboral, la presencia de un líder carismático, que promueva el trabajo en equipo y el prestigio de la organización.

Todo esto ha orillado a las empresas a empezar su proceso de transformación y a generar esquemas de trabajo dinámicos que impulsen a la construcción de una experiencia más satisfactoria en términos laborales para las generaciones de jóvenes, a quienes más trabajo cuesta hoy en día atraer.

Por ello, es de suma importancia tomar en cuenta las siguientes recomendaciones a la hora de publicar las ofertas de empleo:

1.- Employer Branding. Generar una estrategia de marca empleadora efectiva es fundamental. Una encuesta realizada por CompuTrabajo en 2018 arrojó que el 93 por ciento de los mexicanos se informa sobre la empresa donde les interesa trabajar, antes de aplicar a una vacante, es decir, 9 de cada 10 mexicanos consultan las reviews generadas por los propios colaboradores de las organizaciones en las que trabajan.

2.- Inclusión de beneficios adicionales. Al publicar una oferta, es de suma importancia no sólo mencionar el sueldo, sino también, el valor agregado de la empresa empleadora en términos de beneficios, pues en las nuevas generaciones mexicanas, los candidatos buscan hacer de su empleo una experiencia.

3.- Potencialización de Redes sociales. Las nuevas generaciones son los usuarios por excelencia de las redes sociales, no sólo para mantenerse en contacto con su círculo social, sino también para interactuar con las diferentes empresas donde les interesa encontrar un trabajo. Por ello, publicar vacantes concisas y atractivas por este medio, es un recurso que no puede faltar para atraer talento.

4.- Actualización continua de los estados de candidaturas. Un candidato informado dentro de su proceso de selección suma muchos puntos a las empresas empleadoras, ya que al ofrecerles una experiencia en la que se sientan acogidos, independientemente de que se quede con el puesto o no, va a contribuir a que esos mismos candidatos recomienden a sus amigos, colegas o familiares aplicar a futuras vacantes.Con ello, nuestras posibilidades de quedarnos con el mejor talento, serán cada vez mayores.

En conclusión, la manera en la que hoy trabajamos y vivimos ha cambiado y la búsqueda de empleo va más allá de lo económico. Atraer y contratar al mejor talento no es tarea sencilla, por lo que es sumamente importante no dejarlo escapar. Sólo basta con establecer un compromiso firme con aquellos candidatos que en un futuro se pueden convertir en los grandes líderes de nuestras empresas, porque en alguno de ellos puede estar la llave del éxito. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *