Podcast Con Talento: La felicidad plasmada en un espacio de trabajo

arquitecto de la felicidad

Hoy más que nunca, debemos empezar a prepararnos para asumir una nueva realidad que está próxima a tocar nuestra puerta. Una realidad llena de cambios, de aprendizajes y de desafíos que nos regalan la oportunidad de fortalecernos no sólo como profesionales, sino como individuos.

Juan Carlos Baumgartner, Socio Director de Space y “Arquitecto de la felicidad” hoy nos da las claves para poder reacondicionar nuestros espacios de trabajo para convertirlos en lugares armónicos que nos permitan respirar paz y tranquilidad a la hora de trabajar.

CompuTrabajo: Como tú sabes hoy estamos ya viviendo esta cuenta regresiva para pronto retomar la rutina que ya nos está alcanzando. Para regresar a una normalidad que es en realidad desconocida para todos. Y a mí me gustaría preguntarte como es que desde tu sector están preparando este regreso. ¿Ya existe al día de hoy una normativa en México para poder empezar a trabajar en el reacondicionamiento de espacios laborales para garantizar el bienestar de los colaboradores?

 Juan Carlos Bumgartner: Bueno, normativa como tal no existe, hay una serie de recomendaciones de la Secretaría del Trabajo y la Secretaría de Salud. La verdad es que no son muy complejas, a lo que voy es que no son muchas ni son tan complicadas, aunque van a ser sumamente complejas de resolver, porque una de ellas es el famoso distanciamiento social dentro de un espacio de oficinas y eso va a ser un gran reto para muchísimas organizaciones.

Pero nosotros lo que decidimos hacer ya hace varios meses, principalmente en nuestra oficina de Madrid inicialmente y hoy ya en las oficinas de México, fue armar una certificación “Covid Free Spaces”. La idea de la certificación es agarrar las mejores prácticas internacionales, tomar en cuenta obviamente lo que pide el gobierno de México, pero ayudar a estructurar mejores prácticas para nuestros clientes que no se limiten nada más a las recomendaciones de la Secretaría del Trabajo.

Ahora, el reto complicado es que de repente creo que muchos de nuestros clientes y muchas organizaciones están esperando que esto sea como un regreso y como que lo solucionas y se acabó y ya a lo que sigue. Y la verdad es que creemos que este va a ser un periodo muy extraño de un tiempo mucho más largo de lo que pensamos y que este “regreso” si lo queremos llamar así, va a durar posiblemente dos o tres años y que vamos a tener que aprender a vivir siendo muy flexibles y con distintos niveles de distanciamiento y de preocupaciones.

y mientras no tengamos vacuna el reto complejo va a ser cómo aprendemos a vivir con un virus y cómo desde el lado de las organizaciones le damos el mejor espacio que le podamos dar a nuestros empleados y la mayor cantidad de paz mental que les podamos dar porque esto va a ser un reto complicado, la gente va a vivir con miedo por un periodo de tiempo.

CompuTrabajo: Sin lugar a dudas y tú bien lo has dicho parte de estas sensaciones y emociones que todos hemos experimentado en este periodo de cambio en el que la incertidumbre ha estado más presente que nunca han sido el miedo a lo nuevo, el miedo a lo desconocido. ¿Realmente se puede, a través de un diseño armonioso, minimizar ese temor de la inevitable vuelta al trabajo?

Juan Carlos Bumgartner: Yo creo que sí, reducirlo si puedes. Evidentemente hay una realidad en la que si no hay vacuna tarde o temprano todos se van a terminar contagiando y como prácticamente todos los virus que existen vamos a tener que aprender a vivir con ellos, pero en ese periodo si hay muchísimas cosas que puedes hacer. Desde reales físicas como mejorar y cambiar la higiene de las organizaciones, esta idea de la señora que pasaba un trapito y era la limpieza de una oficina, ya no va a estar a la altura de los requerimientos de hoy en día, vamos a tener que hacer cosas más complejas.

Espacios que no tengan buena ventilación, van a ser espacios que posiblemente van a generar muchos más contagios que unos buenos espacios bien ventilados con materiales adecuados. Sí hay muchísimas cosas que se pueden hacer desde el punto real de cómo blindo lo más posible y entendiendo que no hay forma de hacerlo al cién, pero ¿cómo protejo lo más posible a través del diseño y del espacio?

Necesitamos comunicarlo, necesitamos que exista esta percepción de un lugar limpio, de un lugar higiénico, de un lugar en el que los encargados de la organización les preocupa la gente. Y muchas de estas cosas pueden ser parte de la estrategia del diseño también; entonces el mismo diseño puede hacer evidente ciertos elementos, de manera que la gente sienta tranquilidad de regresar a los espacios.

CompuTrabajo: Re imaginándonos este futuro que nos espera Juan Carlos, ¿cómo sería para ti ese espacio idóneo que pudiera garantizar la seguridad de las personas en una oficina corporativa por ejemplo?

Juan Carlos Bumgartner: Nosotros lo vemos en dos tiempos, el primer tiempo es parte del regreso, pero lo vemos mucho más complejo que nada más el regreso. Pero la teoría es que dependiendo como se va manejando la curva de contagios, los gobiernos y la sociedad tendrían que ir siendo flexibles, restringiendo un poco el acceso a espacios públicos, o abriéndolo de nuevo.

Entonces, ese primer tiempo va a requerir de una agilidad, de una flexibilidad y de una serie de herramientas en el espacio de trabajo, que normalmente no necesitábamos. Ósea nunca nos habíamos cuestionado un espacio que tenía que resolver la vida cotidiana de gente que ahora está trabajando desde su casa. Porque la gente que está trabajando desde su casa, necesita también de repente ir a la oficina, necesita conectarse con otros, necesita tener momentos de innovación, momentos de socializar. Vamos a tener que repensar como nos organizamos en ese sentido en el espacio.

Y yo lo que creo es que, este periodo de estos primeros años, va a asentar las bases para construir una oficina del futuro muy distinta a la que estamos acostumbrados y esta es la gran oportunidad que tenemos hoy en día. Hoy de alguna manera esto nos está obligando a hacer cosas que muchas organizaciones trataron de hacer por mucho tiempo.

Mi despacho, por ejemplo, hace 20 años cuando lo abrí decidí que no íbamos a tener horarios, que no íbamos a tener jerarquías, no íbamos a tener privados y la gente va a trabajar sin tener que checar tarjeta. Y de repente a muchos clientes tratábamos de moverlos a que fueran mucho más flexibles, a confiar más en las personas y les costaba mucho trabajo.

Hablar de flexibilidad y no estar checando que está haciendo un empleado, a muchas organizaciones les daba muchísimo miedo. El chiste es que hoy ya vivimos un ejercicio en el que nos obligó a todos a modelos mucho más flexibles, a no estar detrás de empleado para saber si está trabajando y con resultados en la mayoría de los casos bastante positivos .

Definitivamente deberíamos de aprovechar esto como una gran oportunidad para empezar a cuestionarnos cómo va a ser el futuro a partir de esto y depende mucho de nosotros. Hay organizaciones que quieren aferrarse al mundo anterior y que les urge regresar a como estaban y pensar que nada pasó y yo creo que eso va a ser complicado. Si no nos cuestionamos como esto revoluciona a la sociedad y al trabajo, nos va a hacer perder una gran oportunidad de avanzar muchos pasos que no habíamos logrado avanzar en décadas

CompuTrabajo: Hoy como sabes, nos hemos tenido que trasladar a nuestras casas para poder hacer suceder que nuestras empresas se mantengan en operación. ¿Podrías darnos dos o tres consejos para hacer un espacio armonioso que les permita a nuestra audiencia respirar felicidad mientras trabajan desde su casa?

Juan Carlos Bumgartner: Bueno yo creo que el primero con el que empezaría, es la silla. Una de las teorías de la felicidad es que el cuerpo y la mente están integrados; si piensas con el cuerpo y la mente, entonces la parte emocional puede estar muy influida por como utilizas el cuerpo, las posturas que tienes. Y hablando de posturas en particular, ayuda mucho tener una postura buena con la espalda recta y eso te lo da una silla ergonómica y la mayoría de la gente que conozco está trabajando en la silla de su comedor.

La segunda que yo recomendaría que es sumamente positivo es que traten de tener luz natural a medida de lo posible, cerca de una ventana. Si se puede que la ventana sea lateral funciona todavía mejor. Luego la tercera, mucha gente no tiene un lugar específico para trabajar, mucha gente no tiene un escritorio en particular dedicado a eso. Entonces una de nuestras recomendaciones es que siempre vale la pena encontrar un rincón en donde no te tengas que estar moviendo y que no sea el comedor, porque en el comedor van a desayunar los niños y después van a comer, te van a estar parando.

Entendemos que la mayoría de la gente vive en departamentos que no tiene espacios para tener un cuarto particular para esto, pero hay un par de empresas que ya empezaron a sacar cosas muy interesantes, hay una que se llama “por varios motivos” en Instagram y el otro día estaba viendo unos como Transformers que es una cajita que puedes guardar en un rincón cuando no la necesitas  y cuando quieres utilizar un escritorio esa cajita se desdobla y es tu oficina en una cajita. Ese tipo de cosas ayuda muchísimo, el que tengas un lugar particular para trabajar.

Muchas gracias Juan Carlos Bumgartner por tus palabras y por tus consejos sobre cómo trabajar de una manera feliz teniendo en cuenta el entorno, tanto desde casa, como a la vuelta a las oficinas en el corto y el mediano plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *