Tendencias en Gestión de Talento para 2019

tendencias_2019

CompuTrabajo trae para ti las próximas tendencias en gestión de talento, para prepararte para los nuevos retos que se avecinan. Hablaremos de personalización, Industria 4.0, automatización de procesos, conciliación, Employer Branding, diversidad y corazón. Algunas de estas palabras ya las oímos en 2018, pero en apenas un año, ya han evolucionado. Vamos a verlo:

1. Personalización

Está muy extendido el lema de “trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti”, pero esto ya no es así. Cada persona tiene unas preferencias y sus motivaciones, por lo tanto, trátales como les gustaría que les trataran… a ellos, a cada uno.

La personalización será esencial este 2019. El departamento de recursos humanos puede usar el Test de Personalidad para conocer mejor a sus colaboradores y establecer planes de beneficios y motivaciones, de acuerdo con sus necesidades y preferencias.

Esta premisa también es aplicable a la búsqueda de candidatos y para las nuevas incorporaciones. Un buen on boarding adaptado a cada persona les proporcionará las herramientas necesarias para sentirse parte de la organización desde el primer día.

El 65% de los candidatos vuelve a buscar ofertas de empleo durante los 91 días posteriores a ser contratados. Personaliza el “aterrizaje” y fideliza ese nuevo talento, evitando así los costos de reemplazo.

2. Industria 4.0

Los perfiles también evolucionan. Adquiere gran importancia la Inteligencia Artificial, el Big Data, el diseño de órganos y tejidos en 3D, así como arquitectos web, desarrolladores e ingenieros.

En un mercado altamente competitivo, el candidato será el centro de la estrategia, con lo que deberás adaptar la forma de atraerlos y evaluarlos a los nuevos tiempos. Perfiles innovadores y en su mayoría jóvenes, harán que las formas de búsqueda cambien.

Para crear nuevas formas de captar a ese perfil, por ejemplo, puede hacerse mayor uso de las redes sociales, de videos, para generar contenido. La definición de los beneficios y las formas de trabajar también serán diferentes.

3. La automatización de procesos

La tecnología llega para quedarse. Gracias al Software de Reclutamiento puedes automatizar parte de las tareas y crear procesos, donde el filtraje de candidatos resulte en una cantidad manejable y de alta adecuación de CVs.

Implementando la automatización, los reclutadores podrán centrarse en conocer mejor a los candidatos y contratar a ese perfil que encaje en la compañía.

El uso de la tecnología ayudará también a analizar las herramientas más óptimas, los portales que más candidatos reporten y la eficiencia de los miembros del equipo.

El uso del Smart Recruiting permitirá reducir el tiempo invertido en tareas repetitivas y enfocar los esfuerzos del departamento de RR.HH. hacia otras tareas que repercutan en la atracción de talento.

Este año se integrarán los datos proporcionados por el Big Data en el departamento de RR.HH. para realizar análisis y obtener mayores beneficios relacionados con la gestión de talento gracias a la personalización de los procesos y de las relaciones.

4. En busca del bienestar y la conciliación

Las personas deben sentirse a gusto dentro de la organización. Fomentar un buen ambiente laboral será esencial para que cada colaborador desarrolle sus máximas aptitudes.

El trabajo en equipo y los grupos multidisciplinarios van ganando cada vez más adeptos en las empresas. La evolución del mercado ha hecho que los compañeros no deban competir entre sí, sino que trabajen de forma colaborativa para alcanzar los éxitos juntos.

La flexibilidad laboral y la conciliación serán este 2019 un tema clave. El teletrabajo, los horarios flexibles y la conciliación familiar han sido temas predominantes durante el 2018 y mantendrán su relevancia durante este nuevo año.

Las empresas han comprobado que la fidelización de los colaboradores viene a través de la confianza y de los beneficios que permiten desarrollar su vida familiar y laboral.

Distribuir fruta en el trabajo, fomentar el deporte, dar una ayuda para moverse en transporte público e incluso propiciar la meditación, son programas para motivar y fidelizar al colaborador.

5. Un año más, la necesidad de trabajar el Employer Branding

Aún es más necesario seguir trabajando la reputación como marca empleadora. Aquellas empresas que aún no lo estén haciendo, pueden aprovechar el inicio de año para empezar, pero deben saber que ya van tarde.

Las que ya tengan una estrategia de Employer Branding, deberán mantenerla y reafirmarla.

Hace falta crear contenidos para posicionar la empresa en la mente de los candidatos a la hora de buscar empleo. La escasez de ciertos perfiles aumentará cada año y por eso es necesario crear una base de datos y propulsar los comentarios positivos de los colaboradores para completar esa red.

Los embajadores de marca y el programa de referidos aportarán nuevos profesionales acordes a la cultura empresarial. Sin embargo, no solo es necesario trabajar la comunicación interna, sino también invertir en comunicación y posicionamiento para ser líderes en la mente de los candidatos.

No es una tarea sencilla, pero sus beneficios son muy altos.

6. Una empresa con corazón

Hace cinco años las tendencias apuntaron que una empresa que no devuelva su valor a la sociedad, terminará desapareciendo.

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) cobra cada año más importancia. Forma parte de la estrategia de crear una marca de la cual el colaborador se sienta orgulloso.

La empresa debe contribuir de alguna forma a mejorar el panorama actual. Las acciones locales suelen ser una buena oportunidad para conocer la comunidad.

La participación en eventos sociales y prestar ayuda a colectivos en exclusión puede ser una actividad que fomente la participación del equipo y una a los miembros de tu plantilla.

La RSC mejora la reputación de marca e influye en la capacidad de retener y atraer a personal.

7. Diversidad, la palabra clave en tu equipo

La inclusión es ya un lema para muchas empresas, pero debe llegar a ser un mantra para todas.

Equipos multidisciplinarios, diversos y multigeneracionales. Así son los equipos preparados para abordar el futuro. El talento no sabe de raza, religión, sexo o edad; por ese motivo en tu empresa deben tener cabida todos esos perfiles.

Las empresas deben reflejar la realidad social y la realidad es plural y diversa. El teletrabajo o la adaptación del espacio laboral para personas con discapacidad será esencial para convertir a la compañía en una empresa integradora y que fomenta la pluralidad.

Integrar personas más jóvenes con otras con experiencia será beneficioso para adaptarse a los nuevos tiempos. La experiencia y la innovación van unidas de la mano.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *