¿Y cómo es el ambiente laboral aquí? Tres líneas rojas que nunca debes cruzar

ambiente_laboral_lineas_rojas

Hace unos días comentábamos con un grupo de reclutadores que cada vez más candidatos preguntan sobre el clima laboral. Les sorprendió, antes siempre eran ellos los que lo comentaban en la entrevista.

El ambiente laboral afecta de forma directa al bienestar de un colaborador, así como al rendimiento del equipo y al compromiso del profesional con la empresa. Parece lógico que cada vez tenga más peso a la hora de aceptar o no un empleo y que los profesionales lo pregunten durante la entrevista.

Tras dos años de pandemia y algunas dificultades para ir a la oficina con regularidad, parece que es necesario volver a pensar en tener un buen clima, en pensar en los aspectos prácticos de esta puesta en escena.

Atrás debe quedar ese malestar constante que supone compartir espacio y tiempo con personas que no respetan el trabajo de otros. Hoy hablaremos de 3 líneas rojas que ninguna empresa debe cruzar.

3 líneas rojas que nunca debes cruzar

1, Cultura de la toxicidad: hay alguna empresa en las que se fomenta la toxicidad, a veces sin darse cuenta, pero otras adrede. Muchos piensan que si sus colaboradores compiten entre ellos realizarán un trabajo mejor.

Sin embargo, los trabajadores felices son un 12% más productivos según ORH. El 9% de los candidatos considera que un ambiente agradable es algo decisivo, mientras que un 45% afirma que un ambiente negativo es la principal causa de descontento, según Randstad.

Para que esto no ocurra es necesario que todo el equipo conozca los valores que se promueven y se cree una relación sana con el equipo, propulsando el compañerismo y la comunicación.

2. Nulo reconocimiento: otro de los aspectos que debes tener en cuenta es el reconocimiento. El individualismo se puede pagar caro y el no reconocer el trabajo ajeno puede suponer que se abogue por la mediocridad o se vaya perdiendo paulatinamente la motivación.

Los líderes de equipo deben ser los referentes dentro de la empresa y predicar con el ejemplo. Es importante que se permita a los subordinados destacar y se reconozcan sus logros de forma pública.

Una buena gestión del equipo permite que los colaboradores se sientan parte integral de los objetivos de la empresa.

3. Falta de comunicación: este es uno de los errores que más se da en las empresas. Muchas veces pensamos que no es necesario comunicar al equipo ciertas cosas, que es sobre información o saturación de información y no les aportará nada.

Sin embargo, para poder trabajar por un propósito es importante tener una idea de la fotografía completa. Si se asignan funciones sin dar el contexto es posible que el profesional no sepa qué se espera de él ni para que servirá.

Mantener al equipo a oscuras solo favorece para que se desarrollen los dos puntos anteriores.

La empresa debe contar con canales y procedimientos de comunicación que favorezcan las relaciones y las formas de trabajo colaborativas.

Nuevos modelos de organización y liderazgo

Hemos pasado casi dos años encerrados en casa, volver a la oficina puede suponer un alivio para algunas personas, pero una tortura para otras.

Trabajar ocho horas, o más, en un mal ambiente es algo que nuestra salud mental difícilmente puede soportar.

En esta vuelta tienen un papel principal el área de Recursos Humanos y también los líderes. El clima laboral afecta, y mucho, a la productividad y bienestar del equipo. Ataca directamente a la sensación de orgullo y compromiso con la empresa.

¿Qué podemos hacer al respecto? Aquí van algunos consejos:

  • Realizar una encuesta de clima para saber cómo está la empresa y los diferentes departamentos.
  • Comunicar los valores de la empresa y promoverlos en todas las ocasiones.
  • Establecer un canal de comunicación para que ante cualquier circunstancia los empleados puedan comunicarse y dar a conocer la situación.
  • Facilitar la flexibilidad laboral para generar confianza entre empleador y colaborador.
  • Realizar actos o actividades para crear lazos de confianza en el equipo.
  • Crear programas de reconocimiento formales e informales.
  • Contar con una Propuesta de Valor para el Empleado para generar compromiso a largo plazo.
  • Utilizar dinámicas de team building para trabajar el sentido de pertenencia al grupo.
  • Tener espacios seguros para hablar de la salud mental y el bienestar.
  • Amonestar a aquellos colaboradores o líderes que no sigan los valores o generen malestar en un equipo.
  • Tratar a los colaboradores como personas.

Te recomendamos el artículo de Takers y Givers, un concepto creado por el psicólogo organizacional Adam Grant para hablar de los diferentes tipos de colaboradores en una empresa. Puedes leerlo aquí.

Employer Branding y atracción de talento

Ya hemos visto anteriormente que muchos candidatos no quieren aplicar a una empresa con mal ambiente laboral. En muchas organizaciones con mal clima se produce una mayor tasa de rotación voluntaria, ya sea porque los colaboradores no lo soportan o porque usan la empresa como puente hasta encontrar algo mejor.

Esto afecta negativamente al presupuesto del área, que deberá gastar entre 2 o 3 veces más para realizar el mismo reclutamiento que una empresa con buena reputación.

Además, de sumarle los costos de la alta rotación, activando de nuevo la búsqueda y realizado la selección de un nuevo candidato.

Aunque pueda parecer que un mal clima organizacional es un problema interno, no es verdad. Actualmente todos damos nuestra opinión y publicamos cosas en redes sociales. Es más fácil saber cómo es esa empresa, aunque no tengas a ningún conocido trabajando dentro.

Un mal ambiente laboral influye negativamente en el proceso de búsqueda de profesionales, el mejor talento escogerá un buen lugar antes que una empresa con colaboradores descontentos.

El ambiente laboral afecta directamente al Employer Branding y eso perjudica a la principal laboral del reclutador: atraer a los mejores.

Si lo piensas fríamente, ¿puede tu empresa ser considerada un buen lugar donde trabajar y desarrollarse? Ese es el objetivo del área de RR.HH. modificar esa percepción y colaborar con los líderes para eliminar el mal ambiente laboral de la ecuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.